Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Y después de una larga noche… el último amanecer de enero abría el paso a una nueva aventura con destino a la Laguna Elevada del Iztaccihualt; por lo que cada uno de los asistentes nos fuimos integrando a las filas de los 4×4 en las coordenadas y horarios

Una vez enfilados y pasado un rato, llegó el momento de partir en caravana al poblado de San Rafael, que mientras al ir recorriendo su calle principal, las pintorescas casas con tejados terracota nos hacían sentir un cálido recibimiento, así continuamos hasta llegar al parque “Dos Aguas” donde lugareños y trabajadores del parque nos daban la bienvenida, una vez estacionados los vehículos, tomamos el primer alimento del día; ya satisfechos, se convocó a la junta de pilotos y se explicó la dinámica de la ruta.

Así pues, ya con indicaciones y radios en frecuencia, partimos a la salida del camino y seccionados en dos grupos, empezamos ascender en compañía de nuestras familias y así por unas horas hasta que llegamos al paraje Llano Grande para hacer un descanso, unas tomas fotográficas, un poco de convivencia y algunas tomas grupales, así entonces, continuamos con el ascenso por una media hora más hasta que encontramos un inconveniente, una gran excavación sobre la vereda que nos llevaría a la Laguna Elevada, por lo que el Staff de ClubXtreme y participantes empezaron a rellenar con grandes rocas y tierra la excavación de tal manera que pudieran pasar los carros; así pues, pasó el primero, pasó el segundo y así unos más hasta que un tramo adelante, otra excavación ya imposible de rellenar en un rato, entonces, los que habían logrado pasar la primer excavación, tuvieron que regresar, el problema estuvo con los modelos de diseño largo, la vereda era muy angosta para permitirles dar la vuelta, por lo que tuvieron que cruzarlos por la excavación, de reversa, en este proceso el primer vehículo tuvo sus inconvenientes, como la ruptura de la válvula de una de las llantas traseras, por lo que se tuvo que cambiar por la llanta de refacción y continuar con la salida de ese tramo, ya en seguida los demás salieron de reversa con la experiencia del vehículo anterior.

Laguna-Elevada-INT

Desgraciadamente las acciones tomadas contra los talamontes coartaron el ascenso a la laguna, y no habiendo alternativa; el Staff de ClubXtreme nos llevaron a otro lugar regresando a Llano Grande para tomar un camino pedregoso hasta llegar a un paraje donde era el momento de la convivencia y alimentos con la compañía del Iztaccihuatl a un lado.

Mientras transcurría la convivencia, el frio incrementaba y era tiempo de hacer las prometidas rifas (una noche en las cabañas del parque Dos Aguas, una eslinga TreeSaver, unas bolsas tácticas y un servicio de auto lavado) al finalizar, el nacimiento de una nueva noche nos sorprendió y así emprendimos el regreso a San Rafael. Tal vez el cansancio dio la percepción de tener un retorno bastante largo, pero ahí íbamos, avanzando poco apoco en la oscuridad hasta que logramos salir de la terracería e incorporarnos a la calle principal para hacer la última parada, con gran satisfacción, nos despedimos y cada uno tomamos el camino de regreso a nuestros hogares.

Nuevamente agradecemos a ClubXtreme que nos ha deleitado con una aventura más y que promete muchas otras, así que consientan a sus 4×4 y hasta la próxima.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.