Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Si eres de los que disfruta un día calido, lleno de aventura, rodeado por arboles y cerros y claro abordo de tu jeep, la ciudad de Rio Verde en SLP te ofrece eso y mas. En esta ocación el equipo de JeepThing México se traslado hasta la hermosa ciudad de Rio Verde, después de un viaje que duro al menos 5 horas pudimos llegar al encuentro con nuestro amigo “Doc” Salvador Verastegui quien nos dio la bienvenida y nos acomodo en el HOTEL SEDE SIERRA INN y poder recargar pilas para el festejo que nos aguardaba.

El día comenzó muy temprano, la cita para todos nuestros amigos jeeperos fue a las 10am en el Hotel Sede, pero desde 9am ya habia actividad, algunos amigos ya se encontraban revisando detalles de sus vehículos. Pudimos encontrar y saludar amigos principalmente de Tamaulipas y Ciudad Valles.

El primer día del festejo estaba reservado para una ruta en las cercanias de la ciudad, con mas de 20 vehiculos, se tuvieron que hacer dos caravanas. Para el medio día ya nos encontrabamos en camino de terraceria, bordeando algunos cerros cercanos y disfrutando del paisaje, para cualquier punto que mirarás, todo lucia verde y lleno de arboles, el sol estaba en su apogeo pero ninguno de nuestros amigos cedio. Despues de un rato de terracería llegamos a nuestro primer paso, se traba de una pendiente inclinada con un gran escalon al final, los mas osados y ansiosos de acción fueron los primeros en probar sus vehiculos: Nuestro amigo el Yankee (de tamaulipas en su poderosa XJ), el “Furioso” TJ y el “Violento” tambien un TJ . El siguiente punto fue una zona de rocas, donde la mayoria aprovecho para subir sus vehiculos y mostrar los fierros para que los demas pudieramos aprovechar y tomar algunas buenas fotografias.

rioverde_content_2

Más adelante, despues de la sesion de fotos en las rocas, las dos caravanas coincideron de nuevo en una zona donde solo los vehiculos mas modificados podian arriesgarse, se trataba de una zanja de mas o menos 2 metros de profundidad y que exigiria mucha tecnica para sus conductores.

Uno a uno fueron avanzando, algunos atorados que tuvieron que sacar con winch y otros mas experimentados que sin titubear lograron librar este obstaculo, solo para llegar al siguiente paso, una pendiente continua de aproximadamente 800 metros de puro empedrado. En este punto los jeeps mostraron de nuevo sus fierros y comenzaron a subir, algunos amigos tuvieron que ser remolcados y solo una desafortunada ZJ rompio sus mangueras de dirección, sin embargo, todos apoyaron y lograron remolcarla hasta la cima. Una vez que ahi, nos tomamos un tiempo para descansar y disfrutar con los nuevos y viejos amigos.

Para este punto el sol ya habia recorrido un buen tramo en su trazo diario y nos quedaba poco tiempo de luz para seguir disfrutar, por lo que comenzamos el descenso. Por fin, despues de que todos bajamos, pudimos llegar al hotel para disfrutar de una rica cena con antojitos tipicos de Rio Verde. El menu estaba lleno de auteticas delicias: Enchiladas Rio verdenses, barbacoa y una especie de gorditas que sabia delicioso. Y por supuesto no podia faltar el pastel, que hizo su aparición al final de la cena.

Para el día 2, despues de una ruta extensa y llena de retos, no podiamos esperar para conocer la pista que nuestros amigos de Jeeperror habian preparado. Sin embargo para iniciar el día, nos tenian preparado ya un riquisimo desayuno acompañado de unas cremosas y deliciosas aguas naturales que nos servirían para cargar pilas y continuar al siguiente festejo. Despues del desayuno que nos prepararon, nos dimos cita a las orillas del rio verde, cerca de la ciudad donde ya nuestros amigos tenian preparada una pista.

rioverde_content

La dinamica era básica, todos podian disfrutar de la pista y divertirse, asi que uno a uno los pilotos fueron formando sus vehiculos 4×4 para probar sus fierros.  El primer reto eran un par de zanjas llenas de lodo para despues continuar a un par de “cerros” tambien de lodo que fueron creados con la tierra que se saco de las zanjas… un paraiso para los jeeperos. El siguiente paso constaba de zanjas intercaladas que dejarian ver el flex de los vehiculos para despues enfilarse a un par de zanjas que formaban dos pequeños rieles de tierra por donde nuestros amigos tenian que utilizar toda su concentración para no caer y clavarse en el lodo. Pura diversion al estilo jeepero!.

Y como todo lo que empieza, alguna vez tiene que terminar, después de varias horas de diversión en la pista, tuvimos que partir de vuelta a la ciudad, no sin antes agradecer al club de Jeeperros 4×4 Rio Verde por su invitación, esperando poder verlos de nuevo en el siguiente aniversario.

Sobre El Autor

Emprendedor y apasionado, siempre aprendiendo, siempre persiguiendo objetivos ambiciosos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.