Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

arile-2013

Cuerámaro, ubicado a 1.30 horas de Guanajuato, es un municipio de 27,308  mil (INEGI 2012) habitantes que nos abre dos curiosas puertas: al mundo prehispánico y al mundo de los deportes de aventura.

Este municipio cuenta con muchos atractivos turísticos que datan de la época prehispánica: La Galera Vieja o Quemada (construcción que data de principios del siglo XIX), el Molino de la Purísima (que data del siglo XVIII), el acueducto (que data de la epoca colonial), el casco de la hacienda de Tupátaro y la ex hacienda de San Gregorio.

El paisaje de Cuerámaro está dominado por la sierra de Pénjamo, que se extiende monolítica, más allá de la frontera del municipio. En la sierra puedes practicar todo tipo de deportes de aventura, con cañones y espacios para realizar campismo y senderismo sin olvidar mencionar las rutas para motocross, cuatrimotos y Jeeps.

Esta y las altas expectativas por la gran publicidad, fueron las razones por las que decidimos manejar por cinco horas la carretera en dirección al Estado de Guanajuato, específicamente para llegar a la comunidad de Cuerámaro, sede del gran evento «Cuerámaro Xtremo«.

El equipo de Jeep Thing México llegó desde muy temprano a la sede del evento, las instalaciones del Deportivo Municipal (La Deportiva), el sol aun no salía y los equipos de trabajo “Cuerámaro Xtremo” seguían trabajando (desde la noche anterior) montando carpas, arreglando luces asegurándose de que todo estuviera en perfecto orden para recibir a los más de 300 visitantes que esperaban.

Nos agradó ver una cancha de fútbol 7 acondicionada para practicar Gotcha; nos dimos cuenta que se instalaban stands de marcas como Red Bull, Corona, Tequila Corralejo, Primera Plus, Caja Popular Mexicana, Akron, Yamaha, Toyota, Ford, GMC, Telcel y nuestros amigos de Garage 4×4, entre otros.

A eso de las 9am del sábado la gente comenzó a llegar, la convocatoria era todo un éxito, en un lapso de una hora arribaron al evento más de 70 vehículos 4×4 para la ruta del día, lo que resultó espectacular para el evento, además había una cantidad aún mayor de motos y cuatrimotos que esperaban ansiosamente bajar de los remolques y pick ups que las transportaban,  lo que más nos gustó fue ver a todo tipo de jeeperos como adolecentes un ejemplo de ello fue la presencia de la simpática Valeria Ordaz de tan sólo 17 años acompañada de su mamá en su TJ stock pero muy capaz, también a nuestro amigo Milan Swoboda de nacionalidad alemana quien siempre mostró una sonrisa y cómo no sonreír cuando conduces un JK Sahara Unlimited tan equipado y poderoso; también vimos a chicas motociclistas muy audaces en su manejo y con hermosas maquinas, sin duda todo esto prometía mucho para la satisfacción de todos los participantes y asistentes.

Al medio día todos los jeeperos se dirigieron a sus 4×4 para comenzar la ruta, primero hicimos una caravana por el centro de Cuerámaro donde nos esperaba el presidente municipal, Doctor Gerardo Elizarrarás  acompañado de su comitiva y de los medios de comunicación que cubrían el evento, todo esto para después pasar de nuevo por la sede de Cuerámaro Xtremo y ¡por fin!, dejar el pavimento. Desgraciadamente el Grizzly y el Chapulín, dos de los vehículos de Jeep Thing México se quedaron tristes en el estacionamiento del Deportivo, pero gracias a eso pudimos acompañar a muchos jeeperos que nos dejaron subir a sus juguetes en distintos tramos de la ruta, permitiéndonos conocer más amigos de clubes y grupos de distintos estados de la República ahí reunidos: Mundo4x4, salamanca4x4, offroadbajio, La Mentirosa 4×4, solo por mencionar algunos.

La ruta no fue lo ágil que quisiéramos, quizá por la gran cantidad de vehículos, además de la falta de comunicación entre quienes dirigían la ruta no fue la mejor. Contrario a lo que la mayoría de jeeperos esperábamos, la ruta no fue complicada, de hecho se trató de una ruta floral, lo que nos decepcionó a casi todos. Esta situación provocó que el conjunto de más de 60 vehículos se separara en pequeños grupos que buscaron pasos más exigentes logrando divertirse a su manera, incluso una Jeep Comanche se volteó al resbalar en el descenso de una cuesta bastante inclinada, sin embargo al ponerla de nuevo en cuatro patas volvió a lo suyo con tan sólo heridas superficiales que requerirán un hojalatero decente y unas cuantas refacciones menores.

En otros tramos nos encontramos unos pocos participantes algo imprudentes que en ocasiones hicieron correr riesgo a otros de lo que estábamos cerca, no vimos control ni orden por parte de los organizadores, tampoco regresamos en orden al deportivo municipal, algunos amigos se perdieron y volvieron horas después que nosotros.

En conclusión la ruta tuvo muchas carencias y desatenciones que provocaron descontento de  los participantes. Irónicamente todo eso hizo que los asistentes nos conociéramos mejor, sin quererlo esto generó mayor camaradería y ayuda hacia los que tuvieron problemas con sus fierros, lo que demuestra que aún en situaciones de caos se puede salir adelante gracias a esos hábitos de compañerismo que el verdadero jeepero lleva en la sangre.

Por otro lado, en la ruta de las motos sucedió lo mismo que con los jeeps, no hubo dificultad en su recorrido y se presentó una carente planeación para guardar el orden y seguridad de los motociclistas, sin embargo, y como también pasó con los jeeperos, la mayoría de ellos mencionó que regresaría el año siguiente por la convivencia y el gran ambiente con los demás compañeros.

Por la tarde buscamos dónde comer y en la sede del evento habían algunas opciones bastante buenas también pudimos ver stands interesantes sobre todo para los amigos de motocross y de las cuatris con muchas opciones de accesorios para sus juguetes.

Ya por la noche, con el fin de ofrecer a los asistentes un espacio para recrearse y convivir, el evento de “Cuerámaro Xtremo” conto con la presciencia del DJ de Red Bull, y distintos grupos de moda que amenizaron el lugar hasta ya muy entrada la madrugada.

Así fue como nos dispusimos a acampar y a descansar, en la zona delimitada para los, ahí nos encontramos con jeeperos jalicienses del grupo “La Mentirosa 4×4” que apenas iban llegando de la ruta y que no fueron auxiliados, una vez que nos presentamos, nos organizamos para acampar y cenar junto con ellos, esto resultó muy grato ya que no siempre puedes conocer a un grupo de amigos jóvenes y entusiastas del jeeping que manejan por horas para buscar nuevas aventuras 4×4.

Ya el domingo por la mañana se preparó una ruta en el cerro más corta, sin mayor complicación y con mucho menos participación de jeeperos, para posteriormente dirigirnos a la Hacienda Tequilera Corralejo, lugar obligado cuando se visita esta zona de Guanajuato, un lugar lleno de historia, no sólo de esta casa productora de tequila, sino también de la entidad y del país, con un interesante paseo guiado aprendimos mucho acerca de los procesos de fermentación, destilación, añejamiento y todo aquello que tiene que ver con esa metodología que comienza desde el agave azul hasta la posibilidad de comprar una botella de Corralejo en alguna tienda. Algo que no puedo dejar de mencionar es que esta hacienda cuenta con una tienda que te regala la degustación de cualquier bebida de las que ahí se producen, esto nos agradó a todos, además ahí podemos comprar botellas enteras a precios realmente bajos.

A eso de las 3pm el grupo se dirigió a un predio cercano conocido como “Los Tepetates”,  donde Cuerámaro Xtremo preparo un pequeño pero divertido circuito, que contaba con un ascenso de piedras, tres fosas repletas de agua y varios descensos interesantes, aquí se organizó una competencia contra reloj para los jeeperos, en las que los participantes pudieron demostrar sus habilidades.

Al final de la competencia el presidente municipal Doctor Elizarrarás Vela, acompañado de su esposa Rita María Vásquez de Elizarrarás, entregaron premios y reconocimientos a  los primeros lugares de las distintas categorías de jeeperos. Durante su mensaje antes los participantes, el presidente municipal agradeció la participación de los pilotos y de los distintos patrocinadores, a quienes invito cordialmente para el evento del próximo año.

No puedo omitir el reconocimiento a un buen amigo que ayudó a varios jeeps con problemas mecánicos o atascados en el lodo, se trata de Samuel Pérez Ruacho, quien con su CJ5 del año 1969 pintado con motivos del ejército estadounidense, se encargó de remolcar a uno de nuestros jeeps que tuvo un problema mecánico por la profundidad de las fosas (no por la falta de pericia de los piloto y copiloto… ), este tipo de cooperación entre camaradas es lo que hace que valga mucho la pena estar en estas reuniones jeeperas. Ya al meterse el sol se concluían las actividades del jeeping en Cuerámaro Xtremo.

Ya bien enlodados regresamos al Deportivo municipal donde hubo música en vivo por un buen rato para despedir el evento.

Así fue como se vivió “Cuerámaro Xtremo”, un evento que tuvo gran convocatoria de gente que participó con sus autos todo terreno, cuatrimotos y motocross. Un evento, que como cualquier otro, contó con sus buenas notas (presciencia de marcas muy reconocidas, áreas de esparcimiento y recreación para los niños y gente con la actitud de divertirse y ayudar a los demás) y sus detalles (falta de organización y logística en las rutas de jeeps y motos, y otras desatenciones antes descritas). Pero sin duda valió la pena asistir a Cuerámaro Xtremo ya que gracias a eso pudimos conocer buenos amigos, aprender más sobre el jeeping y sobre todo pasarla muy bien en compañía de las personas que comparten el gusto por la aventura 4×4 en escenarios naturales muy agradables.

“Cueramaro Xtremo 2014” ya empieza a cocinarse desde ahora y estamos seguros que será enriquecido con todas las observaciones y comentarios de los participantes.