Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Cronica de un Jeepero novato

La Tradicional de Semana Santa del Club Radical4x4

Lunes por la mañana, ordinariamente el acostumbrado y esperando fin de semana largo, todo indicaba que sería aventarme las clásicas películas de semana santa, luego entonces en un rato de ocio entré a la página del Club Radical4x4 y vaya  sorpresa, vi una invitación a ruta limitada a 8 carros, Ajusco-Xalatlaco, 10hrs aproximadamente de recorrido, mi emoción y mi perspectiva empezaron a cambiar y así como desesperado me puse en contacto para ver si me podía integrar a la invitación anteponiendo que no era experimentado, a lo que me contestaron con mucha cordialidad: claro que sí, con que tu auto cubra los requisitos, nosotros te apoyaremos, así entonces, derrapando alcancé el número 7 de ese listado.

Miércoles 16 de mayo, La noche anterior a la ruta

Revisión de líquidos del jeep, comprando víveres, agua, queso, salsa, tortillas, yogurt, nachos y varias chucuerías, la intensión era no pasar hambre; seguían los preparativos, ropa, sudadera, chamarra y casi cobija, el clima había sido muy inestable y no estaba por demás exagerar (novato) Tenía todo listo, tres alarmar en el teléfono conectado y cargando… y clásico ya en cama mi emoción no me permitía conciliar el sueño 2300, 0000, 0100, 0200 ZZZzzz por fin caí en sueños.

Jueves 17 de mayo, día de la tan esperada mi primer ruta larga oficial

¿A quién no le ha pasado? Le gané a la primera programación del despertador y somnoliento me dirigí a tomar una ducha, me puse mi ropa, preparé mi desayuno, huevo revuelto y un licuado, 0730 vámonos! Eché a andar el jeep, por ser días de descanso, las calles estaban relativamente vacías, el transito despejado a mi favor, pasaron los minutos y era tiempo de hacer una parada para suministrar gasolina, tanque lleno por favor (ufff qué dolor de cartera) continuando con el camino, mi entusiasmo lejos de yacer, crecía; por fin, llegué al punto de reunión, el Valle del Tezontle… y qué creen? Pues claro, llegué a las 0820, nada más una hora antes de la cita jajaja, una hora esperando,  pasaban los  minutos me angustiaba, y pasaba por mi cabeza, chiiin ya no vinieron, ya no se hizo y aquí no hay señal; total llegado el momento llegaron los dos primeros integrantes, el Cha Cha Chaerlie y el Bro, me acerqué a ellos, me presenté y muy amables conversamos cosas cotidianas mientras desayunaban, poco a poco se fueron integrando el Doc35, el Dr. House, DJ Xtreme, Assam, Th00r, integrantes MudScorpions4x4,  más adelante se integrarían Korak y su hijo (no recuerdo su nombre, perdón).

[nggallery id=15]

Ya todos listos, el Doc35 amablemente me prestó un talkabout y nos pusimos en marcha, Cha cha Charlie de lider y Doc35 de barredora, unos kilómetros más adelante entramos a una desviación el que unos metros más adelante nos detuvimos para bajar presión a las llantas y desarticular la barra estabilizadora, yo teniendo unas 33’ con rin normal, la sugerencia fue bajarlas a 20lbs y para variar, también me facilitaron un calibrador para desinflarlas, todo esto mientras me explicaban que el bajarles la presión es para que la llanta se haga a la forma del camino y tener más tracción; una vez realizado el procedimiento comenzamos el recorrido, un camino de terracería transitado, pasados unos kilómetros recibí la indicación de ponerlo en 4H y ahí iba bien contentote en el segundo lugar y así recorriendo someros y despejados paisajes, iba siguiendo las huellas del primer jeep para no errar y terminar diciendo el ya clásico para muchos “creo que caí en una zanja” todo era genial, iba muy bien, entramos a un recorrido de árboles con separaciones estrechas y yo entre ramasos y polvo, trataba de no atrasarme y perder el rastro del primer jeep y así continuaba el recorrido llegando a la primer brecha, recibí la indicación de parar y observar el modo en que el primer jeep libraba ese paso, unos segundos después fue el momento de hacerlo yo, con un poco de nervios, y entre flex y crujidos de la carrocería logré librar mi primer paso, pfff que emoción tan emocionante; una vez que todos realizaron el paso, proseguimos el camino hasta llegar  a la vista de un cerro muy inclinado y donde por lo que se veía muchos Cross y Jeeps practican esa subida, el experimentado  Doc35 no se hizo esperar para una demostración mientras los demás disfrutábamos botana y observábamos, definitivamente no es lo mismo estar lejos que cerca.

La ruta continuaba, ya pasaban de las 1600 y el estómago nos lo hacía saber, siguiendo el recorrido, encontramos el segundo fragmento de pasos y brechas donde se integraron a la ruta korak y su hijo, para ese entonces yo ya iba con más confianza y decisión lo que me hizo pasarlos con mayor seguridad, una vez librado este fragmento, por fin se hizo la escala para los alimentos, todos muy cordiales y compartidos sacaron asadores, carbón, carnes y diversos alimentos y degustando se hacían las charlas de otras rutas, yo en mi curiosidad pues hacía muchas preguntas de para qué es esto, para qué es lo otro, que ponerle que quitarle y así pasó el tiempo de recoger todo incluyendo la basura para proseguir la ruta.

IMG-Cronica-de-un-Jeepero-Novato

El camino continuaba, todos los carros sin reporte de falla alguna; y entonces dos caminos, una súper brecha a la que no me animé a cruzar eligiendo el camino menos accidentado; 5 jeep eligieron la brecha, la cual por lo observado, fue casí al 100% trabajo del Spoter, una vez que pasaron esa brecha, entramos a un camino de pura piedra tipo laja, piedras muy grandes, muy juntas, escalones, y mientras cruzaba ese camino, por mi mente pasaba la idea de empezar a juntar para otro clutch, pero creo que lo hice bien, fue una camino bastante laborioso y tardado, para cuando todos finalizaron ese tramo, ya nos habían dado las 1930 y continuando con el recorrido, tocó el turno del camino del polvo, otra vez a vuelta de rueda, pues el polvo se levantaba con gran espesor al grado de que ni con faros auxiliares se divisaba el camino, la lógica fue, esperar un poco entre jeep y jeep para tener mayor visión del camino pero no tanto para no perderme y así continuar el recorrido, ya con la noche encima y alrededor de las 2100hrs entramos al pueblo de Xalatlaco, donde hicimos la última parada para inflar llantas, y qué creen otra vez a pedir prestado, todos los integrantes muy amables y cordiales me resolvieron la ruta, terminé muy contento, entregué el radio, ya lo demás fue librar el tan concurrido pueblo de feligreses camino a su prometido destino… una última parada, nos despedimos, agradecí todas las atención desde la invitación hasta el último momento.

Esto me ha dejado una gran experiencia, ya sé un poco más sobre el manejo, ya conozco más sobre las capacidades y límites de mi carro, y por supuesto la creación de mi lista de cosas por comprar, talkabout, desinflador de llantas, minicompresor de alto flujo, por ahora. En fin, terminé en casa con el polvo hasta los dientes pero eso no lograba borrar mí ya tan conocida risa interior.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.