Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Cuando vi la convocatoria ruta familiar Rio Pilón… Pensé luego luego si debe aguantar digo es zj stock y así comenzó todo…

Estuve al pendiente de los avisos y pude conseguir de último momento un par de ganchos que Fabián le había quitado al su jeep para cambiarle la defensa, entonces pude colocárselos al frente y tener así dos puntos de arrastre en caso de ser necesario, también me prestaron dos bandas sujetadoras que ahí tenia Jesus, aunque la raza decía, que el nivel del agua estaba bajito y no harían falta.

Sábado por la noche estaba con Lupita en casa, revisando la lista, lona, sillas, hielera para las bebidas refrescantes, gorras, bloqueador, la maleta con muda de ropa, unos sándwiches para el camino y demás cosas para un día completo en el rio. Esa misma noche quedamos en irnos acompañados con Fabián para no llegar solos al 1er punto de reunión.

Domingo 6am, alarma, regaderazo, subir las cosas al jeep mientras Lupita preparaba el desayuno y de ahí a llenarle el tanque de gas, revisión de aire en las llantas, líquidos, etc. El hielo para la carne que íbamos a poner en el asador con el grupo y pues un tequilita para la digestión. Arrancamos con destino al encuentro con Fabián que habíamos quedado 8am, para llegar al punto de reunión a las 9am según la convocatoria.

bautizo-03

10 am punto de reunión en el estacionamiento de una tienda de autoservicio, en Santiago, Nuevo León, ya habían ahí unos 20 jeeps y otros vehículos 4×4, fuimos con Paco a la entrega del paquete, playera, calca, porta-coca y así, todos poniéndose la naranja color designado a esta ruta y pues a comprar los últimos víveres que pudieron faltar en la lista original y saludar a quien fueras viendo en el camino, estacionándose, revisando accesorios, tomándose las 1eras fotos y presentándonos con muchos compis y sus respectivas familias.

Salimos después de un rato un aproximado de 60 vehículos la mayoría jeeps hacia Allende, Nuevo León, pasando hasta llegar al Bioparque Estrella y de ahí hasta Rayones, Nuevo León, el recorrido de unos 50 kms subiendo la sierra madre, el paisaje increíble, la naturaleza pintando de colores el cielo nublado donde ya se comienza a ver la cima de las montañas… luego un mirador y ahí en el fondo el Rio Pilón, ya estábamos por llegar al puente.

11.30 a formarse en dos filas dejando un paso al centro para los organizadores, anuncios de la ruta y más fotos, una escala técnica de ser necesario y siguen llegando jeeperos de otros lados del estado, así como pickups, tubulares y unas cuatrimotos de todo se encuentra cuando se es 4×4.

bautizo-01

12:00 fierro en caravana a meterse al rio… en grupos así para ir scautear y al pendiente de todos aquellos que como yo fue su primera vez o llevaban vehículos sin modificación alguna e incluso los tubulares y uno que otro vocho adaptado, todo comenzó bien los primeros pasos de agua pues de bajo nivel y algunas recomendaciones básicas, sigue la caravana, no rebases, espera que salga el que va adelante, etc… Lupita iba súper contenta gozando de la vista, el meneo de la corriente que muy apenas se sentía, tomando algunas fotos yo cuando había un momento para enfocar a los que ya salían como a los de retaguardia, pero de repente… algo salió mal!!!

Mete el 4high escuche a lo lejos…  me di cuenta que había dejado de avanzar, reversa de volada para agarrar vuelo pero no era así el asunto, el agua comenzó a meterse por la parte inferior de las puertas y lupita comenzaba a subir todo lo que iba en el suelo, por supuesto su celular antes que nada, y ahí estaba mi compadre Hugo gritando… ¡¡Betto, tranquilo, mete 4 high y luego pasa del Drive a 2 o 1 según sientas la potencia…!! pero no reacciono habíamos caído ya en un vado que no se veía ni en las olitas que hacia la corriente del rio, de repente por el retrovisor vi que avanzaba una pick up, se colocó delante de mí, salto un camarada jeepero con bandas, engancho el  y  otro más con la segunda banda por el lado derecho y comenzaron el arrastre, fue de volada el rescate aunque esos instantes se comenzaron a volver eternos…

De repente ya estábamos fuera, abrimos las puertas, el motor seguía prendido y con gritos de ánimo comenzamos a sacar el agua… la troca había seguido adelante por el camino, era así como la del rescate, volteo al cielo y pensé… ¡¡Gracias no cabe duda que todos somos 4×4!!. Una vez ya más tranquilos continuamos adelante, claro que el jeep seguía escurriendo agua y sacamos los emparedados para el susto.

Seguimos avanzando,  Lupita ya más tranquila. Algunas fotos en la naturaleza y así hasta el punto de reunión para la comida en una explanada de piedra bola… los niños al rio de volada en shorts y playera las niñas y los demás a organizar lonas y el carbón para la carne y demás cosas para la comida… la tarde siguió su curso entre risas, encuentro de otros jeeperos y algunas historias de la visita anterior al rio, por supuesto LA MOJARRA fue ahora el nuevo nombre de mi cherokee, cuando de repente la lluvia se hizo presente y de volada a levantar todo, medio arreglado en las cajuelas y claro las bolsas de basura porque así como encontramos el lugar lo dejamos antes de partir.

bautizo-02

Así recorrimos unos 10 kms entre piedras y pasos de agua, aunque algunos llevaban ya un mayor nivel ahí fue donde se presentó la segunda ocasión y fue algo similar, pues ya habíamos librado la anterior,  lo tomamos ya con más filosofía le dije a Lupita, tu tranquis ahorita llega, cual es mi sorpresa que al voltear veo a todos tomándose la foto… para la red social seguramente… y pensé… ¡¡Ahí síganle aquí los esperamos mientras nos inundamos!! y solte una risita de esa nerviosa… ya cuando decidieron la mejor forma de llegar a nosotros saltaron Hugo y Noe, del jeep de mi compi Angel con las respectivas bandas, amarre y listo jalón para la orilla del otro lado. Lo que sigue ya nos lo sabíamos, abrir las puertas, agua por todos lados y reubicar las cosas que estaban flotando dentro, quizás hasta un par de pescados por ahí.

Así terminamos el recorrido, llegamos hasta el puente de concreto al inicio del rio, ya en el municipio de Montemorelos, un poco de camino medio destruido por el paso del ultimo huracán y después de un rato llegamos a la carretera nacional de regreso a Monterrey, fue un día extraordinario entre la hermandad como y le digo a todos los que estamos en un evento 4×4 y algo que es muy cierto y aprendí hoy…  ¡¡TODOS ENTRAMOS, TODOS SALIMOS!!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.